Trabajemos para los ciudadanos, al fin y al cabo somos nosotros.

Trabajo para la administración local, pero mantengo relaciones docentes y de colaboración con la universidad y empresas del entorno universitario, así como relaciones de amistad y colaboración con el sector empresarial valenciano.

Esta situación me permite tener una visión del entorno abierta, me permite comparar los criterios y formas de trabajar de la administración pública y de la empresa privada, así como la gestión de proyectos en un lado y otro.

Los modelos son diferentes, porque los objetivos lo son. Con esto quiero indicar que tratar, medir, comparar a la administración pública con la empresa privada lo considero un error, así como intentar gestionar lo público de manera privada. Sin embargo si que creo que lo público y lo privado pueden mejorar con una relación y trabajo conjunto.

En esta línea es hacia donde dirijo este artículo y mi argumentación, ya que creo que debo de compartirla. No sé si mi visión es la acertada, pero quiero aprender y evolucionar, ayudar y que me ayuden, y para mí el compartir es el mejor medio de lograrlo.

Esta idea hace que en mi vida como habitante del mundo, y ciudadano, exprese usualmente a las empresas y a las administraciones públicas, aquellas cosas que me gustan, me desagradan o se pienso que se pueden mejorar, y para ello utilizo los medios y foros posibles. Mi objetivo es mejorar mi vida diaria y única forma que entiendo de hacerlo es interactuar con el entorno.

Pero esta actitud pro-activa no es la usual, por lo tanto el cliente/ciudadano no suele tener una comunicación directa con la empresa/administración que le da el servicio. Sólo se preocupa de mantenerla cuando quiere quejarse.

Sin embargo las empresas tienen algo muy claro, si el cliente no viene a él, ellos buscan el cliente, le preguntan, le estudian, hacen encuestas, estudios de mercado, se dedican a saber lo que queremos, cómo lo queremos, lo que necesitamos o nos gustaría tener. No invierten sin saber si el producto/servicio va a funcionar. Puede que salga mal, pero las probabilidades que esto ocurra son mínimas.

Ahora, la administración pública no realiza las mismas acciones. ¿Alguna administración le ha preguntado que necesita de ella?¿Conocen sus problemas de gestión?¿sus necesidades?¿sus quejas? En general me atrevo a responder que la respuesta es NO.

Con todo lo anterior entiendo que la administración debería de ser un mix de lo público y lo privado. Para mí el CLIENTE = CIUDADANO, y para darle el servicio debo de conocerlo, conocer sus necesidades, que espera de la administración, que problemas tiene, que espera que le solucionemos, etc. El objeto y objetivo de mi trabajo se llama CIUDADANO, no se llama administración, no se llama mirar hacia dentro, sino mirar hacia afuera.

Creo que la administración pública debería de ir a un modelo donde existieran departamentos de Estadística y Tratamiento de Datos. Un modelo donde se hicieran encuestas a la ciudadanía para saber sus necesidades, donde se explotaran de forma estadística y se infierieran conclusiones para ayudar a la gestión diaria.

Veo que la muchas acciones en la administración pública se realizan a través de “sensaciones” y de “modas”, o a través de subvenciones económicas, y esto no es bueno para administrar al ciudadano. Los políticos, funcionarios y gestores deben de tener datos para poder gobernar y realizar acciones que beneficien a la ciudadanía.

La administración posee muchas y potentes aplicaciones informáticas, muchos datos, para eso vivimos en la Sociedad de la Información, pero les no les dedicamos el tiempo ni los recursos necesarios para explotarlos. Tenemos un océano llenos de datos y sólo pescamos los de la superficie.

Pienso que en todo esto las empresas nos pueden ayudar. Ellas llevan años realizando estas tareas, tienen productos que nos pueden ser útiles. Creo que el futuro reside en que las dos partes lleguemos a acuerdos y consigamos realizar proyectos que beneficien al ciudadano porque al fin al cabo todas las personas, trabajemos en las empresas o en la administración somos personas, y todos salimos beneficiados las mejoras.

El futuro está en las sinergias entre lo público y lo privado.

También publicado en:
http://www.consultorspolitics.com/2013/06/06/trabajemos-para-los-ciudadanos-al-fin-y-al-cabo-somos-nosotros/

Mariano Julián Rochina

Licenciado en Matemáticas por la Universidad de Valencia. Jefe del Servicio de Estadística, Evaluación y Calidad del Ayuntamiento de Alfafar. Profesor de Bioestadística en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Valencia.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>