EL PROFESIONAL LO HACE TODO FACIL

La motivación de este artículo tiene una doble vertiente. La primera indicar lo que presento en el título: Los profesionales suelen hacer que las cosas vistas desde fuera aparenten fáciles.

Y en segundo lugar algo que critico demasiadas veces: La facilidad que tenemos de opinar sobre el resto de profesiones, incluso llegando a menospreciarlas.

Mi trabajo es de informático -el cual desarrollo lo mejor que se-, y pese a que me considero profesional, reconozco que tengo carencias que con esfuerzo y estudios voy subsanando, además del reciclaje que implica esta área laboral. Me es gratificante cuando usuarios, clientes, amigos y familiares me dicen “y eso es todo””¡¿ya?!”, y es que la experiencia, unida a los conocimientos originan estas respuestas.

Así mismo mi trabajo como docente de matemáticas o estadístico, hace que ante problemas de análisis, nuevamente el estudio, y la experiencia de haber observado casuísticas similares originan que se tenga una mayor percepción de hacia donde va a ir orientada la solución del problema, o como se va a comportar un modelo.

Y esto vale para mí, y vale para un pintor, mecánico, carpintero, o cualquier otra profesión. Yo no le tengo miedo a pintar una pared, ni a lijar una puerta, pero señores, donde esté un profesional que se quite un aficionado.

Es cierto que hay profesiones que permites un mayor “intrusismo”, como la de informático, ya que cualquiera puede instalarte un parche, un antivirus, hacerse una copia de seguridad, etc, y por lo tanto demostrar conocimientos de informática, incluso a nivel avanzado, mayor que un usuario, pero de ahí a considerarse profesional va un largo camino. Y así como no es viable este hecho, menos lo es opinar desde el desconocimiento. Yo he pintado alguna pared que otra, me he instalado enchufes, y hecho chapuzas en casa, pero conozco mis límites. Así pues no me atreveré a instalarme todo el tendido eléctrico de casa, ni a opinar sobre si la operación a corazón abierto de un cirujano se hizo competentemente.

Lectores, valoremos a los profesionales, porque nos estaremos valorando a nosotros mismos.

Mariano Julián Rochina

Licenciado en Matemáticas por la Universidad de Valencia. Jefe del Servicio de Estadística, Evaluación y Calidad del Ayuntamiento de Alfafar. Profesor de Bioestadística en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Valencia.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>